Factores desencadenantes de la acidez estomacal

Si disfrutas de la comida pero te preocupa tener acidez estomacal, vale la pena averiguar qué alimentos pueden provocar los síntomas. Los alimentos que pueden provocar acidez estomacal pueden ser diferentes para cada persona, por lo que se recomienda llevar un diario de lo que se come y de cómo se siente después para poder encontrar un patrón. Sin embargo, hay algunos desencadenantes comunes de la acidez estomacal, por lo que conocerlos puede ayudar a mantenerte alejado de ellos.

Un hombre presionando sus manos en el estómago por el dolor abdominal.

Comida grasosa y frita

Este tipo de comida es pesada para el estómago y es más difícil de digerir. Es por eso que tu estómago necesita producir más ácidos, lo que a su vez puede manifestarse en forma de acidez estomacal. Los alimentos altos  en grasas también pueden relajar el esfínter esofágico inferior2, facilitando que los ácidos se filtren al esófago y causen una sensación de ardor. Si este es el desencadenante de tu acidez estomacal, puedes intentar sustituir estos alimentos por carnes y pescados con poca grasa, aves de corral y verduras, y en lugar de freírlos, prueba asarlos, hervirlos, cocinarlos a la plancha o al vapor.

Jugos y frutas cítricas

No está del todo claro cómo los jugos cítricos pueden desencadenar la acidez estomacal, pero la gran cantidad de ácido que contienen las bebidas y los jugos cítricos pueden asociarse a una mayor acidez estomacal1. Los que padecen de acidez estomacal pueden cambiar los jugos cítricos por opciones más saludables como el agua o té. En lugar de las frutas cítricas, puedes elegir plátanos y/o melones, que son bajos en ácido.

Chiles, especias, pimientos pueden ser causa de acidez

¿Noche de alitas picantes saliendo del trabajo? Suena muy bien, pero debes recordar que los alimentos picantes son uno de los mayores desencadenantes de la acidez estomacal. Este tipo de alimentos se digieren lentamente, permaneciendo en el estómago durante más tiempo, lo que puede ser un factor de riesgo de acidez estomacal. Si te preocupa que falte sabor y no quieres comer alimentos insípidos, prueba a utilizar hierbas como el perejil fresco, el orégano y la albahaca.

Ajo y cebolla

La cebolla y el ajo crudos son un desencadenante común de la acidez estomacal. Pueden relajar el esfínter esofágico inferior, lo que provoca reflujo ácido y acidez estomacal. Si no quieres eliminarlos por completo de tu cocina, puedes probar con versiones deshidratadas de ambos, que pueden ser más suaves para tu estómago.

Otros alimentos y bebidas populares que pueden provocar ardor estomacal son: el chocolate, la menta, el alcohol, el café, los refrescos con gas  y la leche1. Si los síntomas de acidez estomacal no te permiten disfrutar de la comida, prueba Alka-Seltzer para obtener un alivio rápido.

Actividad física vigorosa

Sí, incluso el ejercicio intenso puede provocar acidez estomacal. Los ejercicios que ejercen presión sobre el abdomen, como levantar objetos pesados y hacer abdominales, pueden aumentar el riesgo de sufrir acidez estomacal, ya que pueden relajar el músculo del esfínter esofágico inferior (EEI), lo que puede hacer que los alimentos o el ácido estomacal vuelvan a subir al esófago. 

Dormir

La acidez nocturna afecta a muchas personas. Esto puede provenir de los alimentos ingeridos antes de acostarse, de la ropa ajustada que presiona el estómago o incluso de acostarse sobre el lado derecho del cuerpo en la cama. Se cree que se puede minimizar el riesgo de acidez nocturna durmiendo sobre el lado izquierdo o elevando la cabeza y el pecho mientras se duerme. 

Una mujer embarazada sentada en la cama, sintiendo dolor causado por acidez

Embarazo

La acidez estomacal es muy común durante el embarazo. Esto se debe a que tu cuerpo produce hormonas que pueden ralentizar la digestión y hacer que la válvula muscular entre el esófago y el estómago se relaje. Como resultado, es más probable que el ácido del estómago se filtre al esófago y cause un dolor ardiente en el pecho y la garganta. El aumento de la presión en el estómago a medida que el bebé crece también puede forzar la entrada de ácido en el esófago.

Bibliografía

1. Feldman, M. a. (1995). Relationships between the acidity and osolality of popular beverages and reported postprandial heartburn. Gastroenterology, 125-131.

2. Holloway, R. e. (1997). Effect of intraduodenal fat on lower oesophageal sphincter function and gastro-oesophageal reflux. Gut, 449-453.