Acerca de Alka-Seltzer®

Creado para proporcionar un alivio rápido y una forma de entrega novedosa

Alka-Seltzer® se lanzó en 1931 por Miles Laboratory y fue la primera marca en ofrecer un producto que combina bicarbonato de sodio y ácido acetilsalicílico, una mezcla bien conocida para combatir la gripe eficientemente que acabó siendo un antiácido estomacal.

Para quien se pregunte qué es Alka-Seltzer® y cómo se creó, presten atención. Mientras discutía con el editor de un periódico local sobre la epidemia de gripe que golpeó ese año, el presidente de Miles Laboratories, Hub Beardsley, señaló que los reporteros del periódico habían podido combatir la gripe mejor que nadie gracias a lo que contiene Alka-Seltzer®, una combinación de ácido acetilsalicílico y bicarbonato de sodio que el editor había animado a sus reporteros a tomar.

Image

¿Qué es Alka-Seltzer®?

El nombre de Alka-Seltzer® define perfectamente aquello que te puedes esperar de este antiácido estomacal.

Image

La formulación efervescente de este antiácido sigue siendo hoy la misma que se lanzó en 1931

Image

Alka-Seltzer®, más que un antiácido estomacal

Los nuevos tiempos y el desarrollo de internet nos ha permitido tener una página web en la que te facilitamos una serie de consejos para la acidez, además de dar información sobre los diferentes problemas digestivos que existen y los tratamientos para la indigestión y la acidez estomacal que te pueden servir para combatir estos dos problemas estomacales. No solo vendemos antiácidos estomacales, Alka-Seltzer® es una marca de antiácidos, pero también es tu asesor ideal para que tu salud estomacal se mantenga intacta.

 

El experimento científico de Alka-Seltzer:
¡inclusive las celebridades lo han probado!

Todo lo que necesitas es:

  • Una tableta de antiácido Alka-Seltzer®
  • Un bote de película vacío con tapa que se encaja en el interior
  • Agua
Image

1. Agrega agua al recipiente hasta un cuarto de su capacidad.

2. Agrega media pastilla de Alka-Seltzer® en el bote de la película y coloca rápidamente la tapa.

3. Coloca el recipiente, con la tapa hacia abajo, sobre una mesa o en el suelo. ¡Retrocede y espera!

(Si te sientes creativo, ¡incluso puedes construir un cohete de papel para colocarlo encima!)