Reflujo ácido

En términos simples, el reflujo ácido ocurre cuando el ácido del estómago viaja hacia la garganta. Es uno de los problemas digestivos más comunes y sucede cuando el esfínter esofágico inferior (EEI), un músculo que se encuentra en la entrada del estómago, no se cierra correctamente o si se abre con demasiada frecuencia1.

Una mujer con una blusa elegante toca su pecho con un gesto de dolor gracias al reflujo ácido.

El reflujo ácido va acompañado de un dolor ardiente, conocido como acidez, en la zona inferior del pecho y un sabor agrío en la boca. Es importante estar atento a problemas digestivos persistentes como la acidez estomacal o el dolor abdominal ya que pueden implicar una condición subyacente. Cuando tus síntomas de reflujo ácido se repiten más de dos veces por semana, es posible que tengas una enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés)1. Esta condición no es grave, pero puede provocar complicaciones si no se trata. El ácido del estómago puede dañar el esófago y los dientes1, y tener episodios repetidos de reflujo ácido puede afectar tus hábitos diarios de alimentación y sueño.

Los síntomas del reflujo ácido1,2:

  • acidez estomacal, generalmente después de comer o al acostarse, 
  • dificultad para tragar, 
  • regurgitación de alimentos o líquidos agrios, 
  • mal aliento, 
  • garganta irritada, 
  • hinchazón, 
  • náuseas o vómitos, 
  • tos o hipo. 

El reflujo ácido o acidez estomacal, además, puede causar dolor abdominal en la parte superior justo debajo del esternón.

Causas del reflujo ácido

Muchas personas padecen reflujo ácido de vez en cuando sin una razón aparente, lo cual es normal. Sin embargo, existen ciertas condiciones o comportamientos que pueden empeorarlo. Las posibles causas del reflujo ácido incluyen:

Una pareja cocinando en la cocina
  • Consumir ciertos alimentos o bebidas: frutas cítricas y jugos, jitomates, chocolate, alimentos grasosos, fritos o picantes, chocolate, café1, alcohol pueden aumentar el reflujo y con ello la acidez estomacal.
  • Comer comidas abundantes o acostarse inmediatamente después de una comida.
  • El embarazo1, también debido al aumento de peso y presión.
  • Una hernia hiatal1. Esta condición causa que el estómago se mueva hacia su pecho.
  • Fumar2. La nicotina del tabaco relaja el EEI.
  • Tomar medicamentos como aspirina, ibuprofeno o medicamentos para la presión arterial ya que relajan ciertos músculos.

Alka-Seltzer® puede ayudarte cuando sufres de reflujo ácido aliviando la acidez estomacal y otros síntomas como el dolor de cabeza con su doble acción de antiácido y analgésico.

Bibliografía

1. Antunes, C. e. (2021). Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico.  StatPearlsPublishing.

2. Argyrou, A. e. (2018). Factores de riesgo de la enfermedad de reflujo gastroesofágico y el análisis de factores genéticos.  World Journal of Clinical Cases, 176-182.