¿Cómo combatir el estrés?

Controlar el estrés puede ser beneficioso no solo para tu bienestar mental, sino también para tu salud intestinal3. La conexión entre el cerebro y el intestino se estableció hace mucho tiempo y estos dos sistemas trabajan juntos, tanto en los buenos como en los malos momentos4.

Una mujer fuera de casa con ojos cerrados contemplando es una buena manera de combatir el estrés.

El estrés y la ansiedad son una gran carga para el organismo que puede manifestarse a través de síntomas intestinales, como: calambres o espasmos estomacales, diarrea, estreñimiento, náuseas y úlceras de estómago. Por lo tanto, es primordial encontrar formas de lidiar con el estrés, para que una vez procesado, comprendido y liberado, el cuerpo pueda sentirse más saludable y no necesite expresar esas emociones negativas físicamente. Hemos preparado para ti una guía con unos sencillos pasos que puedes seguir para superar el estrés.

Una mujer practicando una postura de yoga, la cual te puede ayudar con indigestión y acidez.
Haz ejercicio. Aunque no puede hacer desaparecer el estrés, el ejercicio puede reducir algunas de las emociones negativas y aliviar el estrés mental. Los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés de tu cuerpo, bajan gracias al ejercicio y en su lugar se liberan endorfinas, que pueden mejorar tu estado de ánimo.  
  1. Pasa tiempo con la familia y los amigos5. Esto no solo será una gran oportunidad para que compartas tus sentimientos y busques consejo, sino que también te dará un sentido de pertenencia y autoestima. Además, muchas veces nos reímos con ellos y la risa también puede aliviar el estrés1
  2. Evita los hábitos poco saludables. Muchas personas buscan al alcohol, el tabaco o el café cuando están estresadas, pero estos hábitos solo pueden agravar los síntomas y empeorar la situación. Las cantidades elevadas de cafeína o nicotina pueden aumentar el estrés y la ansiedad, al incrementar la excitación física y reducir el flujo sanguíneo y la respiración2
  3. Organízate mejor. A veces, el estrés se debe a que no tienes suficiente tiempo para hacer todo y sientes que siempre vas con retraso. Intenta hacer una lista de las cosas que hay que hacer, prioriza lo más importante y evita distraerte.  
  4. Dedica tiempo a ti mismo. En el horario muy ocupado del día a veces es difícil encontrar tiempo para desconectar y relajarse, hacer las cosas que te gustan y te hacen feliz. Sin embargo, es importante recordar tus propias necesidades. Hacer cosas que te hagan feliz te ayudará a liberar las presiones de la vida. 

Si tu estrés y ansiedad te estan causando problemas digestivos y dolor de cabeza, ¿Por qué no probar Alka-Seltzer para un alivio de los síntomas incómodos?

Bibliografía

1. Bennet, M. e. (2003). The effect of mirthful laughter on stress and natural killer cell activity  / El efecto de la risa alegre sobre el estrés y la actividad de las células asesinas naturales Alternative therapies in health and medicine, 38-45. 

2. Berkowitz, L. e. (2018). Impact of Cigarette Smoking on the Gastrointestinal Tract Inflammation: Opposing Effects in Crohn’s Disease and Ulcerative Colitis. / 
Impacto del tabaquismo en la inflamación del tracto gastrointestinal: efectos opuestos en la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Frontiers in immunology, doi:10.3389/fimmu.2018.00074. 

3. Camara, R. e. (2009). The Role of Psychological Stress in Inflammatory Bowel Disease: Quality Assessment of Methods of 18 Prospective Studies and Suggestions for Future Research. / El papel del estrés psicológico en la enfermedad inflamatoria intestinal: evaluación de la calidad de los métodos de 18 estudios prospectivos y sugerencias para investigaciones futuras. Digestion, 129-139.

4. Mayer, E. e. (2015). Gut/brain axis and the microbiota. / Eje intestino / cerebro y microbiota.  The journal of clinical investigation, 926-938. 

5. Moak, Z. a. (2010). The association between perceived interpersonal social support and physical and mental health: results from the national epidemiological survey on alcohol and related conditions. / La asociación entre apoyo social interpersonal percibido y salud física y mental: resultados de la encuesta epidemiológica nacional sobre alcohol y condiciones relacionadas.  Journal of public health, 191-201. 

Prueba cada momento

Hombre sonriente practicando yoga, el cual puede ayudar a aliviar la acidez y el reflujo.

Cómo ciertos ejercicios pueden ayudar a aliviar el ardor estomacal y el reflujo ácido

¿No estás seguro si debes o no de hacer ejercicio si sufres a menudo de reflujo ácido? Es perfectamente correcto ser precavido. Obtén más información para saber qué ejercicio puede ayudarte y cuál puede empeorar tu acidez estomacal.

Obtén más información
Una mujer fuera de casa con ojos cerrados contemplando es una buena manera de combatir el estrés.

¿Cómo combatir el estrés?

El estrés puede influir en gran medida no solo en tu bienestar mental, sino que también puede afectar tus intestinos. Obtén más información sobre las formas de superar el estrés y disfrutar un intestino sano.

Obtén más información
Un maestro de yoga meditando y enseñando como relajarse, lo que puede ayudar con la digestión.

¿Cómo relajarse?

En la agenda de la vida cotidiana apretada, la gente olvida cómo relajarse. Perseguir la riqueza, la estabilidad y una vida mejor puede dejarte exhausto y estresado. Te proponemos algunas ideas de estrategias de relajación que pueden ayudarte a liberar la presión. Más información aquí.

Obtén más información
Una mujer durmiendo plácidamente con la cabeza apoyada en la almohada después de tomar Alka-Seltzer.

El sueño y la digestión

Probablemente hayas escuchado que un sueño de buena calidad es beneficioso para tu salud en general. Pero, ¿sabías que existe una fuerte relación entre el sueño y el sistema digestivo? Obtén más información sobre la conexión y descubre consejos para dormir mejor.

Obtén más información
Una pareja sonriendo

El cerebro intestinal: el impacto de los sentimientos en nuestra digestión

¿Has escuchado alguna vez que el intestino es llamado el segundo cerebro? Hay una razón para ello. El cerebro y el intestino interactúan y se influyen mutuamente de varias maneras. Obtén más información aquí sobre esta sorprendente conexión y sus efectos.

Obtén más información