El sueño y la digestión

El sueño tiene un gran impacto en tu salud. Es por eso que la falta y las alteraciones del sueño se han asociado a un aumento de las posibilidades de padecer hipertensión, obesidad, accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas, e incluso a una mayor mortalidad1.

Una mujer durmiendo plácidamente con la cabeza apoyada en la almohada después de tomar Alka-Seltzer.

La falta de sueño puede provocar una reducción de la productividad y un aumento de los accidentes y errores en el lugar de trabajo. Las alteraciones del ciclo del sueño también pueden afectar las funciones cognitivas, como el tiempo de respuesta, la atención o el mantenerse despierto durante el día. Sin embargo, lo más sorprendente es el hecho de que existe una fuerte relación entre los trastornos del sueño y los problemas gastrointestinales1. Los problemas de sueño pueden provocar problemas digestivos, lo contrario también es cierto. Los síntomas digestivos como la indigestión, la diarrea, el estreñimiento o el reflujo ácido pueden afectar en gran medida a la calidad del sueño1.

Mujer relajándose en su sofá escuchando música, feliz después de tomar Alka-Seltzer
El sistema digestivo se beneficia enormemente de una buena noche de sueño porque tiene la oportunidad de reducir la velocidad, descansar y recibir la energía que necesita para funcionar correctamente. Sin esa energía no podría descomponer los alimentos de forma eficiente, lo que provocará muchos problemas digestivos. La falta de sueño puede hacer que te apetezcan más alimentos azucarados porque tu cuerpo necesitará reponer los niveles de energía. Además, la falta de sueño te hace más vulnerable al estrés, y el estrés es un enemigo de tu sistema digestivo. La falta de sueño también afecta a la producción de sustancias neuroquímicas como la serotonina y la melatonina, que pueden ser problemáticas para el intestino. 

Por lo tanto, para tu salud en general, es fundamental tener un sueño de buena calidad. A continuación se ofrecen algunos consejos para dormir mejor. 

  1. Sigue una rutina. Debes acostarte a la misma hora todas las noches, para que tu cuerpo sepa que es la hora de dormir. 
  2. Evita las comidas en grandes porciones. Tu última comida del día debe ser de 3 a 4 horas antes de acostarte para permitir una digestión adecuada. Si te apetece un tentempié, toma un plátano o frutos secos. 
  3. Duerme sobre tu lado izquierdo. Dormir sobre el lado izquierdo es mejor si se sufre de reflujo ácido. 
  4. Relájate. Intenta relajarte con un baño caliente, escuchar música relajante o leer un libro.  
  5. Controla el estrés. Cuanto más estresado estés, más difícil te resultará conciliar el sueño y dormir más profundamente. 
  6. Evita el consumo de café y alcohol cerca de la hora de acostarse. Estas bebidas solo te estimularán, en lugar de relajarte. 

Si no puedes evitar el ardor estomacal o la indigestión por la noche, prueba con dos tabletas de Alka-Seltzer disueltas en agua antes de dormir, el cual ayudará a reducirá rápidamente tus síntomas, permitiéndote un sueño de calidad. 

Bibliografía

1. Khanijow, V. e. (2015). Disfunción de sueño y enfermedades gastrointestinales / Sleep Dysfunction and Gastrointestinal Diseases. Gastroenterology and hepatology, 817-825. 

Prueba cada momento

Hombre sonriente practicando yoga, el cual puede ayudar a aliviar la acidez y el reflujo.

Cómo ciertos ejercicios pueden ayudar a aliviar el ardor estomacal y el reflujo ácido

¿No estás seguro si debes o no de hacer ejercicio si sufres a menudo de reflujo ácido? Es perfectamente correcto ser precavido. Obtén más información para saber qué ejercicio puede ayudarte y cuál puede empeorar tu acidez estomacal.

Obtén más información
Una mujer fuera de casa con ojos cerrados contemplando es una buena manera de combatir el estrés.

¿Cómo combatir el estrés?

El estrés puede influir en gran medida no solo en tu bienestar mental, sino que también puede afectar tus intestinos. Obtén más información sobre las formas de superar el estrés y disfrutar un intestino sano.

Obtén más información
Un maestro de yoga meditando y enseñando como relajarse, lo que puede ayudar con la digestión.

¿Cómo relajarse?

En la agenda de la vida cotidiana apretada, la gente olvida cómo relajarse. Perseguir la riqueza, la estabilidad y una vida mejor puede dejarte exhausto y estresado. Te proponemos algunas ideas de estrategias de relajación que pueden ayudarte a liberar la presión. Más información aquí.

Obtén más información
Una mujer durmiendo plácidamente con la cabeza apoyada en la almohada después de tomar Alka-Seltzer.

El sueño y la digestión

Probablemente hayas escuchado que un sueño de buena calidad es beneficioso para tu salud en general. Pero, ¿sabías que existe una fuerte relación entre el sueño y el sistema digestivo? Obtén más información sobre la conexión y descubre consejos para dormir mejor.

Obtén más información
Una pareja sonriendo

El cerebro intestinal: el impacto de los sentimientos en nuestra digestión

¿Has escuchado alguna vez que el intestino es llamado el segundo cerebro? Hay una razón para ello. El cerebro y el intestino interactúan y se influyen mutuamente de varias maneras. Obtén más información aquí sobre esta sorprendente conexión y sus efectos.

Obtén más información