¿Cómo deshacerse del dolor de estómago o de la acidez estomacal?

El dolor de estómago es una de las condiciones más comunes de las que se queja la gente. Puede arruinar rápidamente tu día o destruir los recuerdos de una agradable comida con tus amigos.

Una mujer feliz sentada en un sillón con sus brazos extendidos de felicidad.
Un hombre sentado con los brazos sobre su estómago sufriendo de dolor estomacal.

A pesar de que mucha gente asocia el dolor de estómago con la comida que se ha ingerido, existen otros motivos y causas. Dependiendo de la intensidad, la localización exacta o la duración del dolor y otros síntomas que lo acompañen, el dolor de estómago puede ser una molestia pasajera, una emergencia peligrosa o un indicador de una enfermedad o trastorno gastrointestinal. Por lo tanto, el tratamiento del dolor de estómago dependerá de la causa exacta. 

  1. Dolor de estómago causado por la indigestión. Para aliviar los síntomas de la indigestión y la acidez estomacal, puedes tomar medicamentos que contengan antiácidos. Alka-Seltzer actúa en la raíz del problema, reduciendo la acidez estomacal y combatiendo la indigestión. 
  2. Dolor intenso causado por apendicitis, cálculos biliares o renales. Si te encuentras en una situación en la que el dolor es repentino e intenso y va acompañado de fiebre, heces con sangre, vómitos con sangre, hinchazón o sensibilidad intensa en el abdomen, o piel amarilla, debes acudir inmediatamente a un médico, que podría remitirte a una intervención quirúrgica.  
  3. Dolor de larga duración causado por el síndrome del intestino irritable o enfermedad inflamatoria intestinal. Estas condiciones requieren hacer varios cambios en tu dieta y estilo de vida y tomar medicamentos. Deberías intentar llevar un diario de los alimentos que comes y ver cuáles son los que desencadenan tus síntomas. Hacer mucho ejercicio e intentar encontrar formas de relajarse también puede ayudar a combatir los problemas de tu estómago. 
  4. Dolor de estómago causado por el estrés. El estrés puede tener un impacto diferente en cada persona, provocando hinchazón y estreñimiento en algunos, y diarrea y vómitos en otros. Independientemente de los síntomas, puedes lidiar con el estrés de muchas maneras, probando ejercicios de meditación y relajación, encontrando un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada o buscando terapia o asesoramiento.